1512582406_789265_1512582610_noticia_normal_recorte1

Tomado de: EL PAIS

Once senadores demócratas piden a su compañero Franken que dimita tras acusaciones de acoso sexual

Once senadores demócratas —ocho de ellas mujeres— han pedido este miércoles la dimisión de su compañero de partido, el senador Al Franken, por las acusaciones de acoso sexual que ha recibido en las últimas semanas. Si renuncia a su puesto, Franken sería el segundo político del Congreso en perder su empleo por comportamientos sexuales inapropiados. El martes, el veterano congresista demócrata John Conyers anunció su retirada tras haber recibido alegatos similares.

“Aunque el Senador Franken tiene derecho a que el Comité de Ética concluya su investigación, creo que sería mejor para nuestro país si él mandará un claro mensaje de que cualquier tipo de conducta inapropiada hacia las mujeres en nuestra sociedad es inaceptable con el abandono de su puesto”, escribió la senadora Kirsten Gillibrand en Facebook. Su petición fue rápidamente apoyada por otras siete senadoras demócratas y tres senadores del mismo partido.

Durante unos días pareció que la clase política se había salvado de la fuerza imparable de la ola de revelaciones sobre acoso y abuso sexual que ha impregnado Estados Unidos y acabado con las carreras profesionales de hombres poderosos en Hollywood, la prensa y el entretenimiento. Pero este martes, el demócrata Conyers, presionado por los líderes demócratas del Congreso, se retiró tras conocerse que manoseo y tocó al menos a dos mujeres. Franken ya ha anunciado que comparecerá ante los medios este jueves.