Pemex-bancos; IFT con AMLO; sigue AMX

Opinión Nacional

Activo empresarial – JOSÉ YUSTE

Buena señal, sin duda, la enviada ayer durante la mañanera de López Obrador. Los bancos HSBC México, J.P. Morgan y Mizuho Securities crearon un sindicato para apoyar a Pemex tanto en sustituir sus actuales créditos revolventes como en refinanciar los pasivos que tiene este año. La señal es clara: por fin el gobierno de López Obrador ha entendido que el problema principal de Pemex es financiero. No es el huachicol (con todo y la enorme mafia y problemas sociales), tampoco es la sustitución de importaciones de combustibles (construyendo refinerías).
NO ES MÁS DEUDA, SINO QUE LA SUSTITUYE

Desde enero, HSBC México, que dirige Nuno Matos (quien expuso en la mañanera), junto con J.P. Morgan, dirigido en México por Felipe García-Moreno (quien defendió bien porque estaba prestándole a Pemex), así como Mizuho Securities, dirigido por Gerald Rizzieri, entablaron pláticas con la dirección financiera de Pemex. De ellas surgió el apoyo financiero anunciado ayer. No es nueva deuda, es sustituir líneas revolventes por otras, o refinanciar pasivos.

Estos bancos claro que prestan porque confían en México, pero piden garantías. Y según nos explicaba José Iragorri, director de banca global de HSBC, vieron que el gobierno mexicano está decidido a no dejar caer a Pemex (basta ver los apoyos de Hacienda) y también, que han mejorado los precios del petróleo. El préstamo de HSBC México, J.P. Morgan y Mizuho será por hasta 8 mmdd, dividido en dos tramos Uno por 5,500 millones de dólares para sustituir los créditos revolventes y volverlos a tener, y el otro tramo por 2,500 millones de dólares para refinanciar los vencimientos de deuda.

Buena señal que en Pemex atiendan el tema financiero. Y no lo decimos por Hacienda, sino porque no habíamos visto esta óptica en la petrolera dirigida por Octavio Romero.
IFT CON AMLO: EMPRESA PÚBLICA, PERO CUIDANDO NEUTRALIDAD

La reunión entre López Obrador y los miembros del Instituto Federal de Telecomunicaciones fue la semana pasada, en Palacio Nacional. Hoy, el propio mandatario dio a conocer el encuentro, en donde se reunió con los consejeros del IFT, encabezados por el presidente del Instituto, Gabriel Contreras. ¿El tema? Cómo poder resarcir la falta de internet en áreas rurales y pobres. Ahí, los consejeros del IFT le comentaron al Presidente que el Estado sí puede llegar a tener empresas de telecomunicaciones, guardando la neutralidad de la competencia, es decir, públicos y privados deben sujetarse al principio de neutralidad. Y sí: podría existir una empresa pública, una concesión pública de uso comercial y que brinde servicios a los usuarios finales, en lugares donde no exista oferta de servicios. En otras palabras, sí podría haber una compañía de telefonía estatal, siempre y cuando no tenga subsidios. Ahora, el problema: ¿tenemos dinero para una compañía estatal y es lo mejor?
DESPUÉS DE DELTA,
AEROMÉXICO VA POR AMPARO

Delta AirLines logró que le concedieran el amparo por la resolución de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) de que los slots del aeropuerto capitalino son insumo esencial y de que debía abrirlos. Ahora, el socio de Delta, Aeroméxico, busca lo mismo. De hecho, Aeroméxico metió la misma demanda en contra de la Cofece.

 

Síguenos en Twitter @DineroEnImagen y Facebook, o visita nuestro canal de YouTube