El peso mexicano cerró este martes con pérdidas contra el dólar. La moneda mexicana cayó pese a un optimismo en los mercados respecto a la relación comercial entre China y Estados Unidos. El tipo de cambio terminó las operaciones en un nivel de 19.2130 unidades por billete verde, con datos del Banco de México (Banxico).

Contra su cierre oficial previo, de 19.1980 unidades, la paridad registró un movimiento de 1.50 centavos que equivale a una pérdida de 0.07 por ciento. En su peor momento de esta jornada, la divisa local tocó un máximo de 19.2480 unidades, mientras que su registro mínimo de esta sesión fue de 19.0987 unidades por dólar.

Violencia, un factor

De acuerdo con un reporte de Ci Banco, los más recientes hechos violentos que ocurrieron en el norte del territorio nacional fueron un factor relevante en el comportamiento del peso. En una jornada sin datos económicos que influyeran en las cotizaciones, la divisa retrocedió a pesar de la menor aversión por los activos de riesgo.

“Es importante señalar que el peso mexicano podría mostrar un comportamiento distinto al de otras divisas de economías emergentes que muestran ganancias al inicio de la sesión, debido a los hechos de violencia ocurridos en el norte del país”, destacaba en la apertura el reporte escrito por los analistas de Ci Banco.

Recuperación del dólar

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, operó en positivo y registró un avance de 0.48% hasta un nivel de 97.97 unidades. Las noticias sobre avances en las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos ayudan al billete verde.

Las monedas de economías emergentes operaron dispares, con avances para algunas de las más relevantes como el real brasileño. Destacó una apreciación del yuan chino contra el dólar que también fue generada por el mayor optimismo sobre la guerra comercial y la posibilidad de firmar una primera fase para el acuerdo.

jose.rivera@eleconomista.mx