¿Por qué hay tantos cobros de moches y sobornos en Veracruz? Aquí está  la respuesta

Claudia Guerrero

Entre lo utopico y lo verdadero

Compartimos una carta íntegra enviada por trabajadores operativos de la Secretaría de Seguridad Pública, en la cual, exponen la grave situación  en la dependencia y nos piden que ésta llegue al secretario de Seguridad Pública Hugo Gutiérrez Maldonado y al  gobernador Cuitláhuac García Jiménez. Y sobre estas anomalías, no debemos exonerar la responsabilidad del propio titular de SSP, quien permite actos de corrupción por parte de sus colaboradores y bajo el permiso del que calienta la silla en Palacio de Gobierno de Veracruz. Por cierto, este jueves, agrupaciones de camioneros y taxistas realizaron un cierre a la entrada de Xalapa, denunciando cobro de piso, moches, sobornos y acoso por parte de Tránsito del Estado y elementos de SSP.

¿Por qué hay tantos cobros de moches y sobornos en Veracruz? Aquí Les daremos la respuesta, con la carta que a continuación daremos a conocer:

En esta ocasión me toca ser quien, en representación de mis compañeros operativos  y por miedo a represalias e incluso a que atenten en contra de nuestra vida o en contra de nuestras familias, se haga del conocimiento de todos los ciudadanos veracruzanos, las anomalías que suceden en lo operativo y que esto deriva el por qué debemos realizar tantas detenciones ilegales en la ciudad e incluso en todo el Estado.

Como es de conocimiento de todos, diariamente salimos a realizar nuestros recorridos en los diferentes sectores de la ciudad de Xalapa, pero no sin antes recibir advertencias disfrazadas de “instrucciones” por parte de nuestros superiores, las cuales, consisten en cumplir una cuota de personas detenidas por agrupamiento, una cuota de vehículos detenidos por agrupamiento y lo que no puede faltar, puestas a disposición ante la Fiscalía de personas o vehículos.

Este es el pan de todos los días en nuestros recorridos, para ser honesto, estamos cansados de hacer detenciones sólo por hacerlas, existen auxilios a los que acudimos y es cierto que, ser necesario cumplir con la detención de él o los ciudadanos involucrados, pero en la mayoría de ellos no es así,  en muchas ocasiones debemos provocar a los ciudadanos para que ellos mismos nos comiencen a insultar, para que hasta ellos mismos pierdan “las casillas” y nos empujen y de esta forma poder argumentar que están “alterando el orden público” y si es que van con algún acompañante, entonces a esa persona también la detenemos, a lo cual argumentamos que de igual forma estaba alterando el orden o incluso, que se opone a la detención del otro ciudadano.

En mención de las personas que en ocasiones ponemos a disposición ante la FGE, en algunas ocasiones muchas de ellas no llevan sustancias prohibidas o armas, pero por instrucciones del Delegado “Sniper” cómo es su distintivo se le pone droga, se le ponen armas y con ayuda del subdelegado “Cabezón” como le conocemos en el medio, le pelan la “chiluda”, como se dice en el medio operativo, y la persona termina aceptando que sí llevaba la droga y las armas, incluso en ocasiones tenemos que hacer que detonen esa arma los mismos detenidos, para hacer que cuadre la detención.

Es algo frustrante Dra. Claudia, porque si nosotros no cumplimos las órdenes de nuestros mandos, entonces nos quitan el derecho a la “franca”, siendo nuestro descanso o de la noche a la mañana nos llega nuestro oficio para cambio de delegación, nos mandan con otros mandos quienes nos traen de encargo y quienes pisotean nuestros derechos laborales, haciendo que muchos de nuestros compañeros opten por solicitar su baja.

No es nada nuevo que de repente si usted pasa por el Cuartel San José se logre ver en el patio lleno de detenidos, muchos de ellos son hasta indigentes, por lo mismo  debemos cumplir nuestra cuota de personas detenidas.

Hace unos meses nos traían locos por toda la Secretaría con su famosa certificación de CALEA y que nos aprendiéramos las directivas de CALEA y me pregunto: ¿Qué pensaría si el  organismo de CALEA  se diera cuenta de todas estas anomalías?.

Usted se preguntará ¿Por qué no hace su denuncia esté personal en Asuntos Internos? La respuesta es muy sencilla:  Porque asuntos internos está en contra de nosotros mismos, ellos sólo actúan cuando un ciudadano se queja en nuestra contra, nos mandan oficio y nos citan, pero si nosotros nos quejamos de nuestros mandos, entonces es contraproducente, es cuando no pasa nada y hasta nos han llegado a decir: “Si no están a gusto pida su baja”.

Nosotros también somos personas, al igual que todos, trabajamos porque tenemos familia y debemos llevar un sustento a nuestra casa, debemos vestir y calzar a nuestros hijos y ver por su educación. En diversas ocasiones hemos tenido roces con personal jurídico del Cuartel San José, ya que cuando llegamos con las detenciones, ellos dicen que está mal la detención o que no se puede poner por la falta administrativa  y los entendemos  pues ellos hacen su trabajo, pero lo que ellos no entienden es que nosotros debemos seguir las órdenes de nuestros mandos y cumplir con la cuota de detenidos.

En diversas ocasiones nosotros mismos como compañeros hemos llegado a la conclusión de que por más detenciones que nos pidan a diario, no quiere decir que la ciudad estará más segura, ellos sólo lo piden por “Estadística”.

No es un misterio y mucho menos un secreto que los titulares  nombrados en las diferentes Delegaciones del estado hacen tratos con las empresas de grúas, que en este caso aquí en Xalapa es del conocimiento que “Grúas GATSA” es quien se está llenando la bolsa de dinero.

Tampoco es un secreto que nuestros mandos tienen que cumplir una cuota a nuestro Delegado y por obvias razones a nuestro Director de Operaciones Alan. Esta gran mafia al interior de la Secretaría no es un misterio, simplemente hay que recordar… ¿Qué pasó con “Archy”?, no pasó nada. ¿Qué pasa cuando realizamos una detención ilegal y el ciudadano mete una queja a Asuntos Internos?

Los mandos no están ahí para ayudarnos, nos dejan morir solos, qué pasó con el supuesto cateo que se realizó hace algunas semanas en la Colonia Tamborrel, aquí en Xalapa, a nuestros mandos se les olvidó el pequeño detalle que en esa calle los vecinos tendrían cámaras, donde se verían plenamente identificadas las patrullas y ahora en ese procedimiento que interpusieron los ciudadanos tenemos graves problemas, pero nuestros mandos no nos han dicho que nos ayudarán porque cumplíamos una orden de ellos.

Esto solo es una parte de todas las anomalías que existen al interior de la SSP Dra. Claudia, porque también le puedo mencionar conforme a la carta de los compañeros administrativos, que efectivamente existe personal operativo haciendo funciones de administrativo, pero con el sueldo de un operativo, es congruente que ellos ( personal administrativo) se sienta afectado porque hay diferencia de sueldos, existen áreas administrativas que si tienen horarios muy cómodos pero existen otras áreas que están de 24 horas por 24 horas.

Aunado a esto, existen compañeras operativas que son de apariencia privilegiada, las cuales gozan de compensaciones y muy cómodos horarios, todo por ser novias, “amigas” o conocidas de los mandos. Es un secreto a voces que todos los operativos sabemos y que siempre hemos callado para no vernos afectados en nuestro trabajo. Ojalá que el secretario de Seguridad Pública tome cartas en el asunto y mire hacia abajo, con sus operativos y personal administrativo para revisar estas situaciones y anomalías.

Sin más por el momento Dra. Claudia, quedo a sus órdenes y en próximos días le haré una segunda entrega de anomalías al interior de la SSP, de antemano muchas gracias por su apoyo.