300fXbJw4rYK

Tomado de: Politica al Dìa

PROPUESTA DE DISTRIBUCIÓN PANISTA PARA SALVAR LA COALICIÓN

Por: Francisco Licona

En la vida, pero sobre todo en la política, pocas veces se puede ver el fondo de la olla, a veces incluso ni por los propios protagonistas… y más cuando en un mismo evento concurren tres fuerzas políticas como lo es la conformación de una Coalición opositora PAN-PRI-PRD.
Los tres líderes estatales jugaron al filo de la navaja y no por gusto, sino porque en una elección intermedia como la que viene para junio las militancias cuentan demasiado.
Mucho se ha criticado a Joaquín Guzmán Avilés de querer reventar la Coalición argumentando cientos de situaciones que le pegan a él en lo personal: que sí los Yunes, que si Palacio, que si su inexperiencia, que si su necedad, en fin, mil y un cosas.
Pero algo debe tener Joaquín -que por fuera no se sabe- como para amacharse en una postura tan inflexible con la que incluso fue amenazado por el CEN de su partido con quitarle el control local de la Coalición, donde se amarraría no tan solo una Coalición parcial de al menos 150 municipios como localmente se negocia, sino algo total como ha sido la idea central para Veracruz.
Desde luego que Guzmán Avilés tuvo argumentos sólidos para justificar su radical postura. Explico.
Al inicio de las negociaciones con el PRI y el PAN, el dirigente azul ordenó realizar encuestas internas a su militancia y como era de esperarse en unos municipios estuvieron de acuerdo en ir en una eventual coalición con el PRI y con el PRD, pero en otros no (como fue el caso de Acayucan, por ejemplo, municipio que en la mesa lo pelea el PRD como suyo por tener en sus manos la alcaldía con Cuitláhuac Condado).
La militancia azul se negó rotundamente a darle su apoyo a un candidato emanado del PRD, y la razón es que Cuitláhuac Condado Escamilla ganó la presidencia con los votos mayoritarios de la militancia azul y cuando llegó al poder, ni las gracias le dio a los azules y les cerró los espacios en el Ayuntamiento. Por ello, en esta ocasión la militancia está dispuesta a votar en contra de la Coalición en caso de que el candidato no sea del PAN.
Así como este caso hay otros muchos más, por lo que el CEN del PAN autorizó a Joaquín Guzmán negociar con el PRI y el PRD para que esos municipios y distritos queden fuera de la Coalición y cada partido vaya con sus propios candidatos, para que en principio se respete la decisión de la militancia azul y no se pierdan esos votos.
Eso sí, el CEN de Marko Cortés le dio instrucciones a Guzmán Avilés para que se incorporen otros municipios a la Coalición para que no disminuya de los 150 planeados desde el Centro del país.
Por tanto, Joaquín Guzmán Avilés tiene una nueva propuesta que pondrá en la mesa de las negociaciones, luego de que la reunión que inició ayer por la tarde-noche en la que se entrevistó con Marlon Ramírez Marín, dirigente estatal del PRI, y con Sergio Cadena Martínez, del PRD, va caminando muy fluida y en muy buenos términos.
Lo cierto es que a la hora el ‘Chapito’ aún no abre sus cartas. Fuentes bien informadas nos dicen que la propuesta azul será -según el de Tantoyuca- una decisión salomónica a la que los dirigentes del PRI y el PRD no se podrán negar.
De buena fuente se sabe que el ‘Chapito’ propondrá: No habrá coalición en ninguna alcaldía. Ahí cada partido propondrá a sus candidatos. Solo habría Coalición en los distritos electorales locales de la siguiente manera:
Para el PRI, 8 DISTRITOS:
Emiliano Zapata
Coatzacoalcos Urbano
Cosoleacaque
Minatitlán
Poza Rica
San Andrés Tuxtla
Perote
Para el PRD, 5 DISTRITOS:
Coatzacoalcos Rural
Tuxpan
Papantla
Santiago Tuxtla
Camerino Z. Mendoza
PAN, 17 DISTRITOS:
Pánuco
Tantoyuca
Álamo
Martínez De la Torre
Misantla
Xalapa Rural
Xalapa Urbano
Coatepec
Veracruz Rural
Veracruz Urbano
Boca del Río
Medellín
Huatusco
Córdoba
Orizaba
Zongolica
Cosamaloapan
Acayucan
Sin embargo, en los cuartos de guerra del PRI y el PRD ya conocen esa propuesta del PAN y en cuanto el ‘Chapito’ la ponga sobre la mesa y se diga que es la última oferta, entonces le dirán adiós a la Coalición y se dará marcha adelante al frente PRI-PRD con sus nuevas reglas y acomodos.
¿Quién dijo que dirigir un partido o consensuar una Coalición es fácil? Además, de que aún no cuentan con las ‘providencias’ de gallera, que eso les va a alborotar más la gallera.
Esta serie… continuará.
@frlicona