Qué bueno que el Presidente anunció que destinará 400 mmdp para enfrentar la crisis del coronavirus

Templo Mayor

Templo Mayor

QUÉ BUENO que el Presidente anunció que destinará 400 mil millones de pesos para enfrentar la crisis del coronavirus! Lo ideal sería que realmente los tuviera.

QUIENES sí saben de finanzas comentan que Andrés Manuel López Obrador, en el mejor de los casos, hizo cuentas de abarrotero… y en el peor de los casos, presumió de unos recursos que simple y sencillamente no existen.

Porque, hasta donde se sabe, esos recursos no aparecen en el Presupuesto 2020. Deberían estar registrados en la Ley de Ingresos, en el apartado de extraordinarios, pero no, ahí no hay nada.

UNA POSIBLE fuente del dinero sería el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios al que le quedan 160 mil millones de pesos, pero de los cuales Hacienda ya les había echado ojo a 80 mil millones para cubrir el desplome de los precios del petróleo.

LA OTRA es la reciente reforma que permite olvidarse del superávit, pero eso sólo representaría 180 mil millones de pesos, que existen como posibilidad, pero no como realidad. ¿Será que el Presidente tiene una estampita milagrosa para que crezca dinero en los árboles? Es pregunta de pesos y centavos.

***

POR CIERTO que México ya entró en la fase 2 de la pandemia del coronavirus y sigue sin haber -y todo indica que ni habrá- un plan de emergencia para apoyar la actividad económica. La formal, claro, porque la informal seguirá recibiendo todo tipo de prebendas.

POR EJEMPLO, ya diversos organismos le han planteado al gobierno no que les cancele impuestos, sino que al menos les permita a las empresas posponer unos meses la presentación ante el SAT de la declaración fiscal anual, que debe hacerse en este mismo mes. Sin embargo, hasta ahora, la única respuesta que han recibido es la indiferencia.

***

HAY QUIENES practican yoga durante la cuarentena, otros tratan de distraerse armando rompecabezas y hay a quienes les da por simplemente ver series. Tal vez Andrés Manuel López Obrador podría aprovechar estos días para tomar un curso sobre sensibilidad de género.

PORQUE si algo quedó claro en su mañanera de ayer es que el Presidente nomás no entendió de qué se trató la marcha del 8 de marzo y el paro nacional de mujeres del 9M. Inclusive algunos de sus más fieles seguidores se quedaron helados cuando el tabasqueño salió con que a las hijas les toca cuidar a sus padres, porque los hombres “podemos ser más desprendidos”.

HAY QUE DECIRLO, se trata de una visión machista, que perpetúa los roles de género que, precisamente, el movimiento de mujeres busca echar abajo. Con comentarios como estos, da la impresión de que el Presidente realmente es juarista, pues tiene un pensamiento del siglo XIX.