¿Realmente meterá AMLO a la cárcel a Enrique Peña?

Templo Mayor

Templo Mayor

¿REALMENTE meterá Andrés Manuel López Obrador a la cárcel a Enrique Peña?

Doble contra sencillo a que eso no ocurrirá en este sexenio, ni en este universo dado el pacto que existe entre ambos.

Pero de lo que no hay duda es que con el caso de “Emilio Ele”, el Presidente tendrá parque para dispararle a la oposición vaaarios años.

QUIENES saben de asuntos judiciales dicen que el espectáculo de Lozoya va para largo -justo como quiere el mandatario- pues técnicamente la investigación empieza de cero.

No basta con que señale nombres y revele montos, sino que ahora vienen las etapas de verificar sus dichos, hacerles los peritajes a los supuestos videos y a los recibos.

Y, claro, después habrá que llamar a declarar al propio Peña, a Luis Videgaray y a los legisladores que supuestamente aceptaron sobornos.

VAYA QUE la FGR tendrá un serio predicamento en tratar de cuadrar la realidad con las expectativas que se están inflando desde ahora.

Seguramente ni siquiera Alejandro Gertz Manero tiene claro cómo van a salir de este proyecto.

***

CON ESO de que tiene mucho tiempo libre al fin y al cabo la pandemia en México está domada, Hugo López-Gatell es quien anda cilindreando a las bancadas de Morena en los estados para que sigan el modelo Oaxaca de prohibir la venta de golosinas a menores de edad.

LA MODA de la prohibicionitis está cundiendo y ya se habla de posibles reformas similares en Coahuila, Michoacán, Morelos, Sinaloa, Puebla y Veracruz, entre otros.

Además hoy en la Comisión Permanente se esperan cuatro iniciativas de alcance federal y la que más sorprende es la del senador panista Raúl Paz Alonso, pues hasta ahora el PAN no se había sumado a esa ofensiva contra la IP.

EN EL CENTRO de la Tutsi-Pop está el hecho de que el grave problema de salud pública de la obesidad no se va a resolver con este tipo de prohibiciones, pues de nada sirve quitarle un Gansito a un niño si se va ir por una torta de tamal como las que recomienda desayunarse el Presidente.

***

ALLÁ en Baja California ha causado desconcierto que Mario Escobedo ande desatado promoviéndose desde ahora para suceder a su jefe Jaime Bonilla.

Y es que no sólo aprovecha el cargo de secretario de Economía Sustentable y Turismo para jalar reflectores, sino que además arrastra varias denuncias por conductas indebidas como servidor público.

EN EL Sistema Estatal Anticorrupción se le abrió un expediente por supuestos moches.

Y en la Fiscalía General hay denuncias contra Escobedo por cohecho, intimidación y tráfico de influencias; lo mismo que en la Secretaría de la Función Pública.

Si ese es el bueno de Morena… se ve bastante malo.