¿SE TRANSFORMARA EL PRI? | Revista República

¿SE TRANSFORMARA EL PRI?

Agustín Contreras Stein

Línea Política

Línea Política -Agustín Contreras Stein.

 

 

 

DESPUES de la derrota electoral del primero de julio pasado, al Partido Revolucionario Institucional, lo dieron, prácticamente, por muerto.

 

Sin embargo,– y esto lo comentamos hace poco—dentro de las filas priistas, se notaba una pausa de dolor, pero también, otra de reflexión, de evaluación y sobre todo de transformación.

 

No se crea, pues, que el PRI, se quedó herido de muerte, porque muchos de sus militantes no lo ven así y al contrario, están ejerciendo acciones en estos momentos para poder levantarlo.

 

Claro, como mucho se ha dicho, que el tricolor sufrió un gran golpe, que difícilmente tendrá la posibilidad de recuperarse, pero la intención de quienes creen que es un gran partido y que esta vez, solamente, ha perdido una batalla, pero no la lucha, ya están en plan de trabajar y reestructurarlo definitivamente.

 

Desde luego, que entre todo este trabajo–se dice, tendrán que desechar algunas estrategias que simplemente no darán resultados, considerando el nuevo panorama político nacional y estatal.

 

Echaran fuera a todos los traidores, que ya en este momento se sabe quienes son o quienes fueron y que buscan, como se sabe también, un posible acomodo en el nuevo gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, pues fue por eso que dejaron tirado a su partido, el PRI, para estar en condiciones de acercarse al nuevo rey dentro del gobierno estatal.

 

Así pues, eso de que el PRI ya estaría muerto, hay que tomarlo con reservas, porque puede ser que en cualquier momento reaparezca y con más fuerza, pues hay que entender, desde luego, que sus heridas fueron profundas, contundentes, pero tienen sanación y eso es lo importante para los pocos priistas con voluntad que quedan dentro de este partido político.

 

¿Y sabe qué?, el gobierno de López Obrador, y de todos los morenistas, en cualquier posición que se encuentren, no serán obstáculo para que el PRI, siga adelante, porque bien se sabe, que la gran mayoría que conforma las siglas de Morena, tienen, en lo más recóndito de sus corazón, en las fibras más sensibles de su cuerpo, sentimientos de reconocimiento por el PRI, pues las bases sobre las que ahora se funda el nuevo partido que pronto llegó al poder, se encuentran precisamente dentro de los propios principios tricolores.

 

Para lo anterior, habría, solamente que preguntar a López Obrador, de donde se trajo tantas ideas, tantas estrategias y experiencia política, sino es precisamente del PRI, lo que de ninguna manera podría negar, porque López Obrador, aparte de insistente, es inteligente. La invitación que le hizo a José Antonio Meade Kuribreña, tiene algo de esto, aunque de paso aprovechó las dos oportunidades de reconciliación, porque Meade, tiene el corazón partido en dos, es decir, en el PAN y en el PRI.

 

Cosa distinta para el PRI, hubiera sido si el PAN estuviera de nueva cuenta en el poder, porque entonces y dadas las circunstancias que imperan, su camino sería más espinoso para recuperarse, pues ahora, dentro de Acción Nacional, existen muchas otras corrientes políticas, algunas que buscan el fortalecimiento panista, y otras que de plano, están aprovechando las siglas para buscar saciar sus propios intereses y son estos últimos, precisamente, los que sí estarían en plan de impedir que el PRI se recuperara, pues hay de por medio un odio hacia el tricolor, que aún con todas las explicaciones que se puedan dar, no se entiende definitivamente.

 

Seguramente, los que ya no estarán en la lucha de recuperación del PRI, estarán todos aquellos que ya se hicieron ricos a sus costillas, y si acaso, vuelven a estar en la política, tenga por seguro que lo harán a través de otras filas políticas, porque dentro del PRI ni los aceptaran, ni tampoco buscaran acomodo, sabiendo de antemano que ya no tendrán cabida.

 

A estas alturas de los acontecimientos, ya se tienen plenamente identificados a todos aquellos políticos que gozan hoy de los beneficios del Partido Revolucionario Institucional, de los que se fueron voluntariamente, de los que traicionaron a la organización, de los que ya no aceptaran por ningún motivo y hasta de aquellos que en su momento renunciaron a sus siglas. Así es que el PRI, esta en camino de recuperación política y seguramente se transformará, aunque en este momento no se sabe de qué manera, si desapareciendo sus siglas o reafirmando sus principios fundamentales sobre los que esta basado.

 

——————-

 

LOPEZ OBRADOR, hará un buen gobierno federal. Cuitláhuac García Jiménez, lo hará también en el Estado, y sabe porqué, pues sencillamente, porque están sumamente comprometidos con el pueblo y obligados moral y políticamente, a cumplir con todas las promesas hechas y con todos los proyectos anunciados, pues en esto se encuentra la fe y la confianza de los mexicanos.

 

Imagínese Usted, amigo lector, si López Obrador, o Cuitláhuac, en el Estado, decidieran tomar otro camino muy distinto al que han ofrecido a los electores, pues de plano, se perdería la confianza entre todos los habitantes de este pueblo y entonces, como mucha razón, podrían decir a los cuatro vientos que, efectivamente, todos los partidos como todos sus dirigentes, son iguales y entonces quedaría, solamente, la posibilidad de los miembros de la sociedad, que a través de candidaturas independientes, llegarían a gobernar a este país y a este Estado.

 

Porque sí, hay que reconocer que ningún partido puede darse el lujo de decir que es el mejor, porque todo mundo sabe que no es así. El PRI, por ejemplo, fue mucho tiempo el partido de las mayorías, pero dejó de serlo por haber avalado a personajes enfermos de poder y de dinero. Los últimos gobiernos que tuvieron en sus manos, fueron el fracaso ante la sociedad y de ahí, como todo mundo sabe y lo dice, vino el hastío.

 

El PAN, ni se diga, por mucho tiempo fue un partido puro, con dirigentes que lo encabezaron con plena voluntad y creencia en sus propios principios fundamentales que le dieron vida, pero vino el tiempo de la contaminación y dejaron entrar en sus filas a muchos personajes que no tenían la intención de seguir los lineamientos políticos que le dieron origen a la organización.

 

Así es como llega también al momento en que es rechazado, junto con el PRI, y otros partidos, por no haber sostenido sus valores políticos y haberse involucrado con lo que tampoco el ciudadano común quería. Así, el PAN, perdió sus valores políticos y hoy esta en la misma lona que los tricolores.

 

——————

 

PUES NADA, QUE la corriente críptica…perdón por esto, mejor diremos que es la corriente crítica, a pesar de estar integrada por políticos de la vieja guardia, algunos de ellos que son de antes todavía, siguen reuniéndose en cortito para comenzar, otra vez, a luchar para que el PRI, se levante, pero ahora sobre nuevas bases y sostenido por nuevas estructuras, donde también estén los jóvenes, pero con la experiencia de aquellos que ya fueron soldados de muchas batallas.

 

Comentamos esto, porque recientemente se ha visto, nuevamente, a Ricardo Olivares Pineda, y otros viejos políticos que están reanudando las conversaciones políticas para darle un mayor respaldo a su partido.

 

Estos personajes no se olvidan, para nada, que por el PRI, tuvieron oportunidades políticas y fueron avalados para puestos de elección popular, donde dieron su mejor esfuerzo, es decir, personajes de tiempos aquellos en que el priismo era respetado, debido a la presencia de tantos políticos que sí se la jugaron para hacer las cosas bien. Tienen razón, pues, en volver al ruedo y buscar torear al toro, aunque ya sea con la capa rota.

 

——————

 

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

 

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx