1100cmtPFz0q6n

Sensibiliza IMSS Veracruz Norte a población para conocer a tiempo los síntomas de artritis reumatoide para evitar complicaciones

Con la finalidad de sensibilizar a la ciudadanía sobre la artritis reumatoide, la coordinadora auxiliar de Investigación en Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte, Claudia Elsa Pérez Ruiz, explicó la importancia de dar a conocer los síntomas de esta enfermedad para recibir un tratamiento a tiempo y evitar mayores complicaciones en la salud del paciente.

“La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune sistemática de carácter inflamatorio y crónico que presenta predilección por las articulaciones, afectando la membrana sinovial y con posterioridad a cartílago, ligamentos, cápsula y hueso. Los cambios sistemáticos inflamatorios pueden afectar otros órganos como el corazón, pulmones, riñones inclusive los ojos y el sistema hematopoyético”, dijo Pérez Ruiz.

Los principales síntomas que se presentan son dolor (artralgia), inflamación de las articulaciones (artritis), rigidez matutina, hipersensibilidad y disminución del movimiento corporal, también puede asociarse con la fatiga, pérdida del apetito, malestar general, limitación funcional, depresión, sequedad de los ojos y boca e incluso otras manifestaciones extra articulares.

La AR comienza con mayor frecuencia entre los 30 y 50 años, aunque puede manifestarse a cualquier edad. Afecta tanto a hombres como a mujeres, sin embargo, 3 de cada 4 derechohabientes con artritis reumatoide, son del sexo femenino, lo que representa alrededor de 75% de los pacientes.

La herencia son los factores genéticos que se heredan de los padres. La herencia juega un papel importante en algunos tipos de artritis pero no es el único factor desencadenante en la mayoría de los casos de tipos comunes de artritis y enfermedades relacionadas (incluyendo la osteoartritis y la artritis reumatoidea).

“En el IMSS la atención del médico familiar es fundamental para iniciar un abordaje terapéutico para confirmar la enfermedad, lo que ayuda a controlar los síntomas y reducir el daño estructural. Los médicos internistas y traumatólogos están comprometidos con la atención del paciente a 100%, considerando el mejor tratamiento para cada persona.” mencionó Espinoza Zepeda.

Para finalizar la especialista enfatizó la importancia de presentarse a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) si se sospecha padecer la enfermedad o varios de los síntomas antes mencionados, también el evitar fumar, ingerir bebidas alcohólicas y mantener una alimentación saludable.