myriam-hernandez-acosta

Tomado de: López-Dóriga Digital

Titular del Poder Judicial de Chihuahua se suma a denuncias por presiones en Administración de Javier Corral

El juez Uriel Samuel Mendoza Rodríguez reveló que recibió presiones del Gobierno de Chihuahua, encabezado por el entonces mandatario Javier Corral para que vinculara a proceso en abril de 2021 a la entonces candidata Maru Campos Galván, actual mandataria de dicha entidad.

Tras darse a conocer las presiones contra el juez, es ahora la magistrada presidenta del Poder Judicial del Estado de ChihuahuaMyriam Victoria Hernández Acosta, quien denuncia también haber sido víctima de presiones por parte del gobierno de Javier Corral, exgobernador de ese estado.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para Radio Fórmula, Hernández Acosta aseguró que interpondrán las denuncias necesarias para dar seguimiento al caso.

“Así lo declaró el juez el día de ayer y hay que atender a la declaración e iniciar la investigación para que se realice la separación de las responsabilidades de cada quien, así lo declara él de igual manera yo he venido refiriéndome a la Administración anterior con temas de persecución y de consigna que han sido públicos”, detalló.

Señaló que desde el primer día, ella ha denunciado este tipo de persecución por parte de la Administración estatal anterior.

“Evidentemente (hubo presiones en su contra) y algunos de los compañeros magistrados también, eso también es un hecho público que he venido reiterando desde el primer día”, dijo.

Relató que tras la destitución del presidente del Tribunal existieron actos de intromisión en el Poder Judicial del estado de Chihuahua.

“A partir de la destitución del presidente del tribunal en una intromisión directa con la instrucción precisa de perseguir y de cesar a alguno de nosotros con el sesgo en los procedimientos judiciales en los que nos involucraban con la falta del derecho de réplica nuestro, sin seguir procedimientos y señalándonos públicamente de corruptos, de incompetentes y sin dejarnos defender, violando todas las garantías y los procedimientos de todos nosotros” acusó.

Cuestionada directamente sobre si había sido víctima de presiones por parte del gobierno de Javier Corral, ella respondió:

“Sí, desde luego, los procedimientos han venido resolviéndose y eso es lo que sigue, nada se queda en el cajón, nada es simulación, no hay contraprestación, hay aplicación de justicia como debe de ser, por los cauces legales porque mediáticamente no lo podemos resolver”, sostuvo.

Sobre si se citará al exgobernador Corral para aclarar la situación, a través de procedimientos legales, aseguró que sí se realizará en caso de ser necesario.

“Si en su momento se requiere, así se hará”, apuntó.myriam-hernandez-acosta

Tras la declaración, aseguró que se seguirán los cauces legales correspondientes para darle seguimientos a las declaraciones y con ello obtener las consecuencias que deriven.

“Lo he venido sosteniendo desde el primer día, que se sigan las investigaciones y que se formalicen los señalamientos hasta donde tenga que llegar. No vamos a incurrir en el error de acusar y de perseguir mediáticamente como ellos hicieron porque aquí hay una ley que se debe de cumplir y no vamos a permitir intromisiones, ya no más, ya no más persecuciones, ya no más consignas, vamos a hacer lo que corresponde”, señaló.

Después de la ratificación del juez en su cargo, la magistrada aseguró que este cuenta con la integridad para continuar en su puesto.

“El juez no es el único ratificado, no debe dudarse de la integridad y de la seriedad de los demás jueces que hoy han sido ratificados porque además se encuentran en la calidad de serlo por la honradez de su trabajo y no debemos de pasar ni de tachar ni de condenar a todos con la misma vara”, señaló.

El juez Mendoza Rodríguez en entrevista para El Diario de Chihuahua, aseveró que las presiones para que fallara en contra de Maru Campos provenían de la Secretaría General de Gobierno de la entonces administración de Javier Corral Jurado.

“Desde luego tanto para mí como para todos los juzgadores que intervenimos existieron presiones en general por todos los intereses que había; le pudiera decir que inclusive desde Palacio de Gobierno en concreto”, aseveró el juexzgador, quien calificó dicha situación como “estresante”.

Añadió que también hubo integrantes partidos políticos que fueron partícipes de dicha presión, quienes incluso se apersonaron en la sede del Poder Judicial estatal.

“No se podía hacer nada en esos días, ni siquiera podíamos salir de aquí (del Centro de Justicia)”, reveló.

A inicios de abril de 2021, Campos Galván fue vinculada a proceso por el delito de cohecho pasivo, debido su presunto involucramiento en la llamada “nómina secreta” del exgobernador César Duarte por más de nueve millones de pesos, dos días antes de que fuera designada abanderada del PAN-PRD al Gobierno de Chihuahua.

Dicha acusación tenía el objetivo de sacarla de la contienda electoral, ya que el Código Penal de Chihuahua incluye sanciones por el citado delito de entre seis meses y nueve años de prisión.

Luego de ser registrada como candidata, Morena y Movimiento Ciudadano se inconformaron ante el instituto electoral estatal, siendo su principal argumento que Maru Campos no cumplía con los requisitos de elegibilidad. Sin embargo, fueron desechados los alegatos.

En las elecciones de junio de 2021, Campos Galván obtuvo el triunfo con un total de 576 mil 176 votos, mientras que su más cercano perseguidor, Juan Carlos Loera, de Juntos Haremos Historia, consiguió 444 mil 634 sufragios.