Todavía no se abre la vacante

Templo Mayor

Templo Mayor

TODAVÍA no se abre la vacante de subsecretario para América del Norte en la Secretaría de Relaciones Exteriores, y al interior de la dependencia ya se sienten los caballazos de quienes quieren quedarse con el despacho que aún ocupa Jesús Seade.

A ESO atribuyen que, a cada rato, le anden reviviendo un viejo litigio a Javier López Casarín, empresario que colaboró con el canciller Marcelo Ebrard durante el periodo de transición de 2018 y a quien muchos han candidateado para ese cargo.

¿Y DE PARTE de quién, se preguntan quienes trabajan en la Torre de la Cancillería? Y, en respuesta, varios dedos que apuntan hacia el 1911 de la Avenida Pennsylvania, sede de la embajada de México en Estados Unidos.

SÍ, HACIA el edificio en el que despacha la embajadora Martha Bárcena y tiene su oficina Héctor Ortega Nieto, encargado de las relaciones con el Congreso. ¿Por qué será?

***
CON UNA sola frase, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, dejó bien claro el poco o nulo respeto que tiene por los empresarios de su entidad.

EN UN ACTO en Mexicali dijo que hay dueños de empresas “que están chillando más que un puerco atorado en un cerco” porque se han quejado por los nuevos impuestos estatales y, sobre todo, porque nomás no ven mejorías en la vigilancia, el alumbrado o el asfaltado alrededor de sus negocios.

YA ENCARRERADO, el mandatario morenista acusó que la Coparmex sólo representa a los empresarios que se oponen a la participación de los ciudadanos y que en el Consejo Coordinador Empresarial andan confundidos.

VAYA manera tiene Bonilla de crear un “buen ambiente” para las inversiones y las actividades productivas en Baja California.

***
UNA GRAN DUDA les surgió a muchos tuiteros que vieron ayer el video que subió Andrés Manuel López Obrador para narrar cómo, alrededor de las 7:00 horas, se le ponchó una llanta a la camioneta en la que viajaba por un camino de terracería en Sonora.

EL PRESIDENTE escribió que, a pesar del percance, llegó a la cita con la familia LeBarón, pero lo raro es que, con todo y que se ve la llanta ponchada en el piso, también se alcanza a ver que, detrás de su vehículo, hay por lo menos otras tres camionetas detenidas.

LA LÓGICA indicaría que, para evitar retrasos, el mandatario se cambiara de vehículo y siguiera su camino mientras alguien se quedaba a cambiar la llanta. ¿O el video fue nomás para presumir cómo viaja en terracería un domingo en la madrugada? Es pregunta sin apantallaje.