Tomado de: Milenio

Trascendió

 

Que tras dos años de recibir acompañamiento técnico por parte de ONU-Hábitat, el Fonatur puso fin a esa colaboración en ordenamiento territorial en los cinco estados por donde se desarrolla el Tren Maya, justo en el momento de mayor crítica por el cambio de trazo del tramo 5, por las afectaciones a selva, sistemas de cuevas y acuífero. El organismo desarrolló lineamientos para la planificación urbana y desarrollo sostenible de México, como “respetar los hábitats”, puestos en duda al iniciar el desmonte sin contar con una evaluación de impacto ambiental ni medidas de mitigación.

Que quienes no hicieron bien su tarea fueron los diputados locales del PAN, entre ellos Mariana Gómez del Campo, que tuvieron todo un año para preparar su protesta contra las autoridades capitalinas y Morena, y al llegar a las puertas de Palacio Nacional, todos muy formaditos, traían mal en sus cartulinas la cifra de fallecidos por la tragedia de la Línea 12 del Metro, 27 en lugar de 26, y obvio la jefa de Gobierno y las redes les dieron con todo.

Que la embajada de Estados Unidos, que encabeza Ken Salazar, ya le entró a la onda de las subastas y en su página de Facebook, a la muy mexicana voz de “¡llévele, llévele!”, adjuntó una liga para pujar por muebles, colchones, refrigeradores, hornos de microondas, impresoras y fierro viejo que quiera, empezando hoy a las 4 de la tarde y cerrando el próximo domingo. En los comentarios debajo no faltaron los que dijeron que eran productos quitados a los paisanos.

Que el embajador de México en la ONU, Juan Ramón de la Fuente, se descartó como relevo de Marcelo Ebrard en cuanto el canciller deje su cargo para buscar la candidatura presidencial. Aseguró, saliendo de su visita a Palacio Nacional, que el Presidente le pidió mantener la posición en el Consejo de Seguridad sobre la guerra en Ucrania, dando prioridad a la protección de civiles, el envío de ayuda humanitaria y no sumarse a ninguna sanción contra Rusia.