TRASENDIO

TRASENDIO 1/AGOSTO/2020

TRASCENDIO NACIONAL

TRASCENDIO NACIONAL

TRASENDIO- MILENIO

Que la amenaza de Andrés Lopez Obrador hecha el jueves pasando en la mañanera de visitar Tamaulipas en los siguientes dias generó lo esperado: por un lado, el animo de los simpatizantes de los morenistas y del Presidente tras su ausencia varios meses. Por otro, los contrarios de la 4T aseguran se prepararán con todo para organizar protestas y reclamos.
Que lo que directamente será donde estata el mandatario federal aunque se apunta será Matamoros, donde la Sedatu invirtió en la construcción de un mercado municipal, espacio prácticamente listo. Otra opción de la gira es generarla en la zona sur, principalmente Ciudad de México, pues el interés está en la rehabilitación y producción de la refinería de PEMEX.
Que la pandemia, tanto el aumento de casos como las medidas aplicadas para bajar los contagios en Tampico, pospondrá la apertura oficial de las nuevas oficinas del PAN en el Puerto, comité instalado en la colonia Campbell, sobre la avenida Hidalgo. Lo cierto, se alista para ser el búnker de los aspirantes para la próximas elecciones del siguiente año.
Que la subdelegada de programas sociales federales, que por cierto está feliz por que su jefe JR va en franca recuperación del covid-19 , aprovecha la pandemia para promocionar su partido y donde quiera que va lleva puesto su cubrebocas del color característico de Morena. Si eso hace ojos vistos a Elizabeth Cruz, ¿Que se puede imaginar uno de su manejo político intramuros?.
Que esta “tamañita” de llevarse un jalón de orejas en la próxima visita de Andres Manuel Lopez Obrador, por Tamulipas es la alcaldesa Maki Ortiz, luego de que el superdelegado de la 4T José Ramón Gómez Leal adelantó que hay molestia porque no se previo el impacto de Hanna y ahí están las consecuencias.
Que propósito del Fonden, cuando Acción Nacional era oposición en Tamaulipas, cómo insistía en que hubiera un fondo de desastres estatal para enfrentar embates de la naturaleza, a lo que oponían ferozmente los priistas; ahora que el azul es quen lo puede hacer, nadie dice “esta boca es mía”.