475af4660aa263848793460a7cc002509a676b38

Tomado de: Agencia AFP

Un muerto en nuevas manifestaciones en Gaza en la frontera con Israel

Al menos un palestino murió este viernes en nuevas protestas y enfrentamientos en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza, que congregaron a miles de palestinos en el tercer viernes de manifestaciones que ya dejaron 34 muertos en las últimas dos semanas.

Más de 120 palestinos resultaron heridos este viernes por los disparos de munición real de los soldados israelíes y los gases lacrimógenos, según el Ministerio de Sanidad en Gaza.

Uno de ellos, Islam Herzalá, de 28 años, herido por bala, falleció en el hospital adonde fue trasladado. Las otras 33 víctimas mortales de estas dos semanas de enfrentamientos eran también palestinas.

Entre los heridos por bala figuran dos periodistas, una semana después de la muerte de otro de sus colegas.

Durante las protestas de los dos últimos viernes, decenas de miles de gazatíes se congregaron a lo largo de la frontera. Este viernes el número de manifestantes era menor que el de las semanas anteriores.

El ejército israelí evaluó en 10.000 los participantes, la mitad que la semana pasada.

El ministro israelí de Defensa Avigdor Lieberman dijo en su cuenta Twitter que “cada semana hay menos alborotadores. Nuestra determinación ha sido muy bien comprendida del otro lado”.

En la zona de enfrentamientos el aire estaba saturado de gas lacrimógeno y nubes de humo negro se elevaban de neumáticos en llamas, constataron periodistas de la AFP.

El ejército afirmó en un comunicado que los manifestantes habían tratado “de dañar o hacer una brecha” en la valla a lo largo de la frontera y habían lanzado cócteles molotov y un “artefacto explosivo”.

Decenas de banderas israelíes fueron quemadas en Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza. En el sur del enclave palestino, cerca de Jan Yunis, los manifestantes quemaron fotos del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, del presidente estadounidense, Donald Trump, y del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, al que consideran cercano a Israel.

Las protestas, que se iniciaron el 30 de marzo, plantean un desafío a las fuerzas israelíes, que rechazaron las críticas sobre el uso de balas reales explicando que sus reglas de uso eran necesarias y no las cambiarían.

AFP / Thomas COEXUn soldado israelí con su arma durante una protesta de palestinos cerca de la frontera con Israel, al este de Jan Yunes en la Franja de Gaza, el 13 de abril de 2018

El movimiento de protesta, bautizado “la marcha del retorno”, prevé manifestaciones durante seis semanas cerca de la frontera para reclamar el “derecho de regreso” de unos 700.000 palestinos expulsados de sus tierras o que huyeron durante la guerra que siguió a la creación de Israel el 14 de mayo de 1948.

– “Es mi derecho” –

En el norte de la Franja de Gaza, Sumaya Abu Awad, de 36 años, participó en la manifestación con sus hijos.

“Vengo de Hiribya y es mi derecho regresar” afirmó la mujer aludiendo a la localidad al norte de la Franja de Gaza, destruida en la guerra de 1948. “No me da miedo morir, porque de todas maneras no hay vida en Gaza”.

Desde el 30 de marzo 34 palestinos murieron y centenares más resultaron heridos por disparos del ejército israelí, según las autoridades de Gaza.

Israel acusa a Hamas, el movimiento islamista palestino que gobierna Gaza y contra el que libró tres guerras desde 2008, de utilizar las manifestaciones como diversión para cometer actos de violencia.

El Estado hebreo dijo que en las manifestaciones hubo intentos de ataques, infiltraciones a Israel y daños a la valla fronteriza.

Pero los palestinos alegan que los soldados disparan contra los manifestantes cuando en realidad no plantean ninguna amenaza.

Los responsables de Hamas reiteraron que mantendrán la movilización hasta el 14 de mayo, fecha en principio prevista para el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

AFP / SAID KHATIBPalestinos esperan el 12 de abril de 2018 en el paso fronterizo de Rafah para poder entrar en Egipto que abrió la frontera para casos humanitario por tres días

Esta mudanza irritó profundamente a los palestinos, que consideran la parte oriental de Jerusalén anexionada por Israel como la capital del Estado al que aspiran.

Además, en mayo los palestinos celebran la Nakba, “catástrofe” en árabe, que supuso para ellos la proclamación del Estado de Israel en 1948.

La Franja de Gaza está sometida a un bloqueo israelí desde hace más de 10 años, mientras que su frontera con Egipto fue ampliamente cerrada los últimos años. El jueves, Egipto abrió hasta el sábado el paso fronterizo de Rafah.