El acuerdo Estados Unidos, México y Canadá (USMCA) anunciado en días pasados luego de 13 meses de negociación, cuenta con 80 por ciento de las bases del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP-11).

Así lo aseguró Francisco de Rosenzweig, exsubsecretario de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE), al participar en el Primer Seminario para conocer el Campo de Hoy, organizado por el Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

“Un 80 u 85% del nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá tiene como base el TPP-11, como comúnmente es conocido tras la salida del vecino país del norte”, sostuvo.

El también socio de la firma internacional White & Chase aseveró que este acuerdo comercial también retoma de alguna manera los compromisos adquiridos a través del pacto de Asia-Pacífico, con excepción del tema de reglas de origen.

Por otra parte, refirió que los sectores agrícola, químico y textil resultaron los grandes ganadores del nuevo consenso trilateral alcanzado a finales de septiembre, luego de que Canadá decidiera integrarse para mantener la competitividad de Norteamérica.

De manera particular, De Rosenzweigexpuso que las exportaciones del agro mexicano podrían continuar con un crecimiento importante como la ha hecho desde 1993 y hasta la actualidad, al pasar de cuatro mil millones de dólares a más de 32,000 millones de dólares.

Esto traerá un impacto positivo para los subsectores de hortalizas, frutas y pecuario, principalmente, subrayó el actual asesor del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

“Creemos que va a seguir creciendo a dos dígitos; el tema es ver si el (nuevo tratado comercial) podrá entrar en vigor en 2019 o 2020”, indicó, al reiterar que mantener el libre comercio será clave para seguir con el intercambio de los productos.

Señaló que con la inclusión del capítulo de medidas sanitarias y fitosanitarias más robusto, se tiene una posición de privilegio ante cualquier diferencia con Estados Unidos, lo que ofrece todavía mayor certidumbre.