Tomado de: Excélsior

Violencia, elecciones y aeropuerto           25 de octubre del 2021

Francisco Zea

Linea estrategica

En nuestro México, muchos discursos y maracas para reivindicar la causa de las mujeres, pero en la realidad es muy distinto. Cualquier “hombrecillo” que tiene 450 gramos de poder se siente con el derecho de humillarla y violar sus derechos en todo sentido. Es el caso de un funcionario menor de la Secretaría de Cultura, específicamente en la Fonoteca Nacional, en el aérea de Promoción y Difusión del Sonido, de la Dirección General del organismo referido. Cuya materia es la corrección de estilo de los materiales que esta institución va a difundir.

Pedro Sergio Montes de Oca es el abusador en esta historia, un supuesto intelectual, de los que piensa que su pensamiento es superior al de una mujer, que puede estar atravesando un infierno en todos los sentidos.

Resulta que el referido Montes de Oca tenía una relación de noviazgo desde hace un par de años con una mujer, que tiene un hijo, para no ir más lejos, el funcionario federal ha utilizado su puesto para sobajar a su expareja. Lo de siempre, que no vale nada porque no trabaja, que se acuesta con medio país por sus celos desmedidos y, sobre todo, atacar a su hijo, que está en un delicado proceso de identidad sexual.

Ante lo anterior, la pareja de este sujeto, Yoana “N”, acudió a la Unidad de Gestión Judicial 11 del sistema Procesal Acusatorio en la Ciudad de México, en donde se inició la carpeta 011/0220/2021, referente a las medidas de protección por violencia en contra de las mujeres. La instancia determinó que había situaciones muy peligrosas de violencia en contra de Yoana “N”, específicamente la más grave del 28 de marzo del 2021, en la cual, después de varias agresiones, la corrió de su casa.

Como consecuencia de aquel evento, todas las pertenecias de la mujer en comento son una especie de rehenes para seguir atareando a Yoana. Los ataques no han cesado, nunca se le han devuelto sus pertenencias y este tipejo es un funcionario que cobra en la Fonoteca Nacional, que siempre ha sido un acervo indispensable para preservar la memoria auditiva de nuestro país. Ojalá que su jefe lo ponga en orden y no sea cómplice de otra agresión más en contra de una mujer.

Otro caso de verdad increíble es el del alcalde electo de Coacalco, en donde, en un acto de auténtico cinismo, el Tribunal Electoral del Estado de México, aunque confirmó su triunfo, anuló 14 casillas, reduciendo a algunos cientos de votos la diferencia en favor de David Sánchez Isidoro. El asunto se torna grave porque las casillas anuladas se hicieron con base en documentos falsos que emitió el ayuntamiento del aún munícipe que se quiere encadenar a la silla porque, evidentemente, los manejos de dinero en el municipio no tienen sustento. Como el propio municipio está desconociendo a los funcionarios ciudadanos emanados de las colonias, que ellos mismos reconocieron a través de la publicación en la gaceta municipal, el asunto se torna en una broma, pues el Tribunal Electoral del Estado da por bueno este ridículo argumento y lo que es más, en una violación salvaje al debido proceso les da oportunidad de ampliar la demanda conculcando las garantías de la otra parte. Ahora el asunto ha pasado a la sala regional y seguro acabará en la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. En la cual espero que estas irregularidades sean exhibidas y resueltas. Increíble que el edil en funciones, Darwin Eslava, por medio de presiones y prebendas está torciendo la ley.

Lo he dicho al aire y lo reitero en este momento. Que quede claro, yo estoy del lado del sentido común, no del lado de la 4T y tampoco de sus detractores. Hay proyectos que no me parecen viables, por ejemplo, Tres Bocas, otros que creo firmemente debieron hacerse hace tanto, como el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec. Pero, sin duda, conociendo a profundidad el proyecto del Aeropuerto Felipe Ángeles, es otro de los que apoyo sin dudar. En la siguiente columna daré mis razones. Pero sirva esta columna para invitar, con la anuencia del general Vallejo, encargado del proyecto y a quien considero hombre capaz, honesto y patriota, a invitar a los activistas anónimos de Twitter. Empezando por Axel Belfort (@AXL_tw) y otros dos “expertos” en aeropuertos, para que, con las cámaras de Imagen Televisión, demuestren la inviabilidad del AIFA. Incluso a periodistas de escritorio que regularmente cobran por entrevistar rufianes hoy recluidos, a que vayan y frente al constructor demuestren sus dichos o exhiban su desconocimiento.