Wikipolítica: Recuperar los congresos para construir el futuro | Revista República

Tomado de: NACION 321

Wikipolítica: Recuperar los congresos para construir el futuro

Opinión Nacional

738a6457be843_position1_retina
Susana Ochoa y Roberto Castillo

No es ninguna novedad aseverar que en nuestro país la clase política sufre de un amplio desprestigio, tanto los escándalos de corrupción, la cantidad de gobernadores que se encuentran siendo investigados o sujetos a proceso y la poca representatividad que ofrecen los partidos políticos, contribuyen al desencanto con nuestra clase política.

Entre todas las figuras de nuestro sistema político, pocas sufren tanto rechazo como el Congreso y los diputados, a quienes normalmente se les asocia la idea de que son flojos o no queda claro para qué sirven; se les ve mucho en campaña, pero al terminar, rara vez vuelven a las calles a rendir cuentas o a consultar las necesidades de las personas a las que dicen representar.

Sumado a lo anterior, la vorágine de información en torno a la elección presidencial provoca que muchas veces las candidaturas a diputaciones o senadurías pasen de noche para la mayoría de las personas. Y en medio de todo esto, un grupo de personas decidimos formar una red de candidaturas sin partido llamada #VamosAReemplazarles, la cual tiene como objetivo recuperar la política para las personas a través de ocupar espacios en nuestros congresos en 2018. ¿Por qué?

View image on TwitterView image on TwitterView image on TwitterView image on Twitter

Roberto Castillo

@Robertocacr

Hace tres años llamaron iluso y soñador a @pkumamoto

Hoy las candidaturas sin partido de están cerca de ser una de las fuerzas políticas más importantes de Jalisco.

¡Nos toca hacerlo realidad en la !

NECESITAMOS RECUPERAR LOS CONGRESOS

Contrapeso

Los congresos no son solamente esos espacios donde se crean leyes, son también (o deberían ser) verdaderos contrapesos al Poder Ejecutivo y auditores de los gobiernos locales. Merecemos que nuestros representantes populares no sean comparsas de los gobernadores, sino servidores públicos que pongan propuestas en la mesa y cuestionen las prioridades y el actuar de nuestros gobiernos.

El día de hoy hay más de diez exgobernadores que están siendo investigados o vinculados a proceso, varios de ellos acusados por crimen organizado o desvío de recursos durante sus administraciones. Si no nos dimos cuenta de eso antes, en gran medida se debe a diputadas y diputados locales que fallaron en señalar y dar seguimiento al ejercicio del presupuesto en dichos estados. Los congresos son —o deberían ser— la primera línea de defensa de las personas contra la corrupción.

Designaciones

Otra función importante que cumplen los congresos tiene que ver con las designaciones públicas. Aunque no está muy presente en la percepción de la mayoría de las personas, nuestros representantes eligen a personas que se encargan de procurar justicia, vigilar el crecimiento de las ciudades y el medio ambiente y quienes protegen el cumplimiento de los derechos de las personas.

Y, ¿qué es lo que sucede con estas designaciones? Sirven como moneda de cambio para aprobación de otras iniciativas, perpetuación del compadrazgo institucional y el cobro de favores en campaña. Necesitamos designaciones claras, transparentes y vigiladas por la sociedad civil para que queden solamente los mejores perfiles.

Presupuestos

Aunque históricamente lo han prometido, a las y los diputados no les toca pavimentar, poner alumbrado y mandar policías. Pero sí pasa por las asambleas de los Congresos locales las aprobaciones de los presupuestos que son aprobados y construidos de manera opaca, sin indicadores. Ahí, en medio de esa opacidad, necesitamos representantes que vigilen que los presupuestos no sean designados de manera arbitraria y electoral y que se prioricen aquellas que buscan mitigar la desigualdad y recuperar la paz en nuestras ciudades y municipios.

Nosotras no planteamos que las diputaciones independientes sean la panacea, estamos tan solo dando los primeros pasos en un camino largo para tener un país más digno, libre y justo; y para lograr que nuestros congresos sean verdaderos contrapesos y auditores de los gobiernos locales. Porque independientemente de quién gane las elecciones, quienes habitamos este país, sus pueblos, rancherías y ciudades, merecemos que nuestros representantes populares no sean comparsas, sino servidores públicos que pongan propuestas en la mesa.

Desde #VamosAReemplazarles hemos buscado que nuestras campañas construyan el tipo de política que queremos ver: austera, honesta, colectiva y basada en propuestas. Hemos privilegiado el encuentro en las calles, las brigadas de sol a sol y el diálogo que construye vs las descalificaciones fáciles o propuestas irresponsables.

Sepan que cuando hablamos de reemplazarles no hablamos de Susana, Roberto o Kumamoto. Hablamos de reemplazar con otras ideas, agendas y formas.

Susana Ochoa es candidata independiente por el distrito 10 local de Jalisco y Roberto Castillo es candidato independiente por el distrito 26 local de la Ciudad de México; ambos forman parte de #VamosAReemplazarles. Puedes consultar más sobre ellos en vamosareemplazarles.mx