Yo solo sé que sé muy poco

Joaquin Lopez-Doriga

En breve

Todos llegamos siempre al límite, antes o después, pero llegamos. Florestán

En Privado

Cuando me preguntan qué vamos a hacer ante lo insondable de la pandemia de coronavirus, les respondo que no sé; cuando me preguntan qué es lo que va a pasar, les respondo que no sé; cuando me preguntan qué nos va a pasar, les respondo que no sé; cuando me preguntan cuándo se va a acabar esto, les respondo que no sé.

Y es que no sé qué vamos a hacer, qué va a pasar, qué nos va a pasar ni cuándo va a acabar esto.

Lo que sí sé, es que esto no ha comenzado, no al menos en México, y que no hemos visto, ni adelantado, nada de lo que va a pasar, nos va a pasar y menos cuándo se va a terminar y menos cómo.

Sí tengo claro que van 421 mil infectados, 18 mil 892 muertos en 185 países, que el epicentro se trasladó de China, donde murieron 3 mil 281 personas, a Italia, con 7 mil, y donde ahora se ubica la zona cero con 68 mil 176 casos, solo superado por China, con 81 mil 858. Y el tercer lugar de contagiados ya lo tiene Estados Unidos con 51 mil 542 y 600 muertos desplazando a España, que arroja un saldo de 42 mil 58 enfermos y 2 mil 991 defunciones.

Nosotros estamos aún muy lejos de esas cifras, que nos alcanzarán y rebasarán: Hasta anoche había 405 casos confirmados y cinco muertos, comparativamente nada.

Pero la mala noticia la dio ayer la Organización Mundial de la Salud, que no ha dado ninguna buena porque no la hay, quien informó que por velocidad exponencial de los contagios, Estados Unidos representará la nueva zona cero, desplazando a Italia.

Y eso no es ninguna buena noticia para nuestro país, que es lo único que sí sé. ¡Ah! y también sé que todavía, insisto, no hemos visto nada de lo que vamos a ver, porque esto, para nosotros, no ha iniciado.

Ante este panorama, reitero, no sé qué vamos a hacer, qué va a pasar, qué nos va a pasar ni cuándo ni cómo va a acabar esto.

Y así vivo, día a día.

RETALES

1. PRUDENCIA. La cancelación de la planta cervecera en Mexicali fue tachada por el CCE de arbitraria, violenta, ilegal y una pésima señal del gobierno. Sus dueños, Constellation Brands, respondieron que están dispuesto a hablar con el Presidente, como les ofreció. El palo es de 900 millones de dólares;

2. CONFINACIÓN. Estos son los adultos mayores del gabinete: Javier Jiménez Espriú, Esteban Moctezuma, Jorge Alcocer, Miguel Torruco, Alfonso Durazo, Marcelo Ebrard, Víctor Villalobos, Olga Sánchez Cordero, Víctor Manuel Toledo, el almirante José Ojeda y el mismo López Obrador, que tiene 66. Para ellos no aplica la confinación presidencial de ayer. Yo tengo 73, y para mí tampoco; y

3. PETICIÓN. La cancillería solicitó ayer a España la extradición de Emilio Lozoya, con lo que se iniciará el proceso judicial. Al iniciar el proceso podría seguirlo en libertad. Su abogado, el ex juez Baltasar Garzón, fue internado ayer por Covid-19.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com

@lopezdoriga

lopezdoriga.com